¿Aceptas tu realidad?

¿Aceptas tu realidad?
domingo, 6 de enero de 2013

¡¡Tiramisú fácil y riquísimo!!




Plato ideal para esta época.  Delicioso, cremoso, dulce y fresco.

Durante mi estancia en Alemania aprendí a hacer el Tiramisú, mucho antes que se pusiera de moda en España.  Los Alemanes toman este postre más que los Italianos, si es posible, y en cualquier carta Alemana es raro que no se incluya en los postres.

El Tiramisú original se utilizán dos ingredientes que hacen de él su particularidad:
Mascapone y el licor Amareto. Si en vez de Mascarpone ponemos Philadelfia u otro queso cremoso o lo mezclamos podremos tener algo parecido pero a mi opinión ni mucho menos tan rico. Otra cosa es que utilicemos otro tipo de licor que nos guste más, que también podía quedar muy bien, pero para mi el "Amareto" es delicioso, y un Tiramisú tiene que tener este licor.  Actualmente lo puedes encontrar muy barato en el Lidl y el mascarpone en cualquier supermercado hoy en día no falta.

Es un postre muy fácil de preparar y en frió.  Al llevar huevo debe estar siempre en frigorífico y sobre todo en verano consumirse rápidamente.

Ingredientes:
24-28 Bizcochos de soletilla (los duritos cubiertos con azúcar)
Café fuerte
1 Vaso de licor amareto -  (u otro que guste)
Mascarpone - 500 gr.
100 gr. azúcar
4  huevos
Vainillina o azúcar de vainilla - (en el Lidl se encuentran sobres de azúcar de vainilla muy baratos)
cacao o se ralla chocolate (a gusto)

Preparación:
Crema: Batir la yema de los huevos, con el azúcar, vainillina, hasta que este espumoso.  Luego añadir 1/2 vaso de Amareto y el mascarpone y mezclar bien (todo a mano o con la mariposa de Thermomix)
Batir las claras a punto de nieve y mezclar suavemente con la mezcla anterior.

Base de bizcocho: Preparar una fuente rectangular o cuadrada y poner en la base un poco de cacao (se extiende muy bien con un colador pequeño)
Mezclar el café y el 1/2 vaso licor amareto (esto segundo es opcional sobre todo si se tiene niños, pero queda mucho más rico) .  Mojar los bizcochos rápidamente por los dos lados, pero importante que no se empapen, ya que sino se deshacen. Ir poniendo en el recipiente la primera capa, y luego mitad de la crema. Empolvorear con cacao.  Nuevamente poner la segunda capa de bizcochos borrachitos y el resto de la crema.  Empolvorear bien con cacao.  Tapar y guardar en frigorífico.

Si se desea que lo coman los niños habrá que echar menos amareto en la crema y muy poquito o nada en los bizcochos.  El café habrá de hacerse también más suave para emborrachar a los bizcochos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;