¿Aceptas tu realidad?

¿Aceptas tu realidad?
miércoles, 17 de abril de 2013

Guirnalda de primavera. Decora decora, ...... tu vida con un poco de primavera.

Et voila ... 
¡Ya puedes colgar "tu primavera"!

¡Por fin ha llegado la primavera a Madrid!  Después de un invierno, quizás no tan crudo, pero si bastante gris y lluvioso,  brilla el sol a raudales y los huesos agradecen este calorcito de  22-24 grados.  Mañana me lo cojo libre, pues mi amiga y perfecta guía Silvia me tiene preparada una muy atrayente ruta por Madrid, que la semana que viene no os podréis perder en mi blog; y  es que a una Madrileña de Chamberí de toda la vida todavía le quedan muchas cosas por ver y descubrir en esta preciosa ciudad.  

Y hablando de primavera y calorcito, es tiempo de comprar plantas y llenar la casa de flores, ¡al menos anímate a comprar alguna macetita!, ya que decora tus sentidos, primero el visual y luego el olfativo, .... pero no nos olvidemos del más importante, el espiritual.

Si quieres ir un poco más allá de una simple macetita, una guirnalda primaveral es algo bastante sencillo.  Aunque no seas muy mañosa, esta corona no tiene secretos y es muy, muy fácil de hacer, e incluso puedes poner mucho de tu creatividad combinando lo que te encuentres. 

  • La corona y el alambre los puedes comprar   en tiendas de  plantas, establecimientos de jardinería o almacenes de bricolaje.
  • Una vueltecita por el campo más cercano o una excursión por la montaña son la escusa perfecta. 
  • Aprovechando el paseo coges unas ramas por aquí, unas flores por allá, ¡anda! un poco de musgo.  Que si encuentras piñas, mejor, ya que las puedes poner en vez del huevo de codorniz, o las dos cosas. ¡Todo lo que se te pase por la imaginación dando el paseo!
  • Vuelta a casa y  ¡manos a la obra!


¡Cuélgalo en la entrada de la puerta de tu casa, como centro de mesa con vela o no en medio, o donde quieras!


Una corona de paja, musgo, ramas parecidas a la de arándano o colgantes, ramas con flores, ramas de abedul u otras que te gusten, huevos de codorniz, pegamento de fijación fuerte, alambre verde, unos alicates para alambre y tijeras de podar.



Envuelve la corona de paja con musgo fijándolo rodeándola con el alambre 


Con las ramas tipo arándano o colgantes ve atando su tallo con el alambre.  




Corta y perfila las ramas de flores con tijeras de podar y distribuye homogéneamente en la corona sujetándola con el alambre. Asegúrate de orientar la flor en la parte superior. Luego enlaza las ramas de abedul como te guste, teniendo cuidado de que conserve la forma de la corona.
 
Una vez vaciados* los huevos de codorniz distribúyelos a tu gusto con pegamento de fijación fuerte.

Con la cinta que más te guste o a juego, podrás colgar esta primaveral guirnalda. Asegúrate de que la banda no pise los huevos de codorniz.


*Vaciar huevos de codorniz:  Se pincha con un alfiler  las dos puntas del huevo con cuidado  . Sopla por uno de los agujeritos para sacar su contenido (cuesta un poquito)

Fuente e Inspiración: Wohnen&Garten 
                                               Fotos: Mein schönes Land/Alexandra Ichters

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;