¿Aceptas tu realidad?

¿Aceptas tu realidad?
miércoles, 9 de abril de 2014

Hacer flores - Nenúfares en tu mesa



Mi viva40mas es un popurrí de mil cosas, aparte de un culo inquieto. Una mirada en la historia o dentro de nosotros mismos, un descubrimiento, una vivencia, una pasión, un sabor, un camino, un cuento, un pasatiempo, una carcajada,  un entrenamiento, una banalidad, una inspiración, … y el gran deseo de compartir ,  de transmitir esta imprevisible y agridulce aventura que es vivir. 

Hoy os ofrezco mi flor de papel. Trivialidad o tontería  para algunos - no seáis tan profundos y espirituales  -  que a otros nos alegran la vida y nos vuelve agradablemente superfluos y terrenales, esos pequeños detalles, que tanto nos gustan a nosotras, esas pijotadas que dice mi marido, nos alegran el día y iluminan nuestra mirada.  


Agasajar con nenúfares en la mesa hechos por una misma levantarán más de  una sonrisa seguida de un ¡que bonito!.  Ya puede ser cualquier día para hacerle una gracia a tus hijas, como en cualquier fin de semana primaveral en el que invitas a amigos.  Un simple e insignificante detalle que da una nota de color a tu día.  Invito a  mis queridos sosos incrédulos en el placer de estas  futilidades  a probar y coger una servilleta de papel y hacer una flor, ponerle una manzanita tentadora y apetitosa en el medio y colocala en vuestro mejor plato:  ¡Si, si, ya estoy viendo tu sonrisa!

Prueba a coger unas servilletas de papel y ponte manos a la obra. El último toque con unas tentadoras manzanas le darán la pincela florida y jugosa a la par que original en un pispas a tu mesa.

Para invitaciones más formales con servilletas de tela, con la flor en el plato será suficiente.


Primero despliega y abre completamente la servilleta.  Después doblas las esquinas hacia el centro.  Vuelves a repetir el proceso de las esquinas y vuelves a doblarlas hacia el centro. 



Después das la vuelta a la servilleta, la pones boca abajo, y doblas nuevamente las esquinas hacía el centro.

Ahora viene la parte más complicada.  Sin darle la vuelta nuevamente a la servilleta (ninguna tontería, ya que yo la primera vez no me enteraba), verás que en la parte de abajo del su reverso estas las esquinas, coges cada la esquina de cada lado  y tiras de ella con mucho cuidado para traerla hacia la parte de arriba, ya que tirando suavemente se hace el pliegue, con lo que se van ahuecando la parte central.  Luego tira de los piquitos laterales también de abajo que debería estar entre los pétalos y sácalos un poquito hacia arriba haciendo la forma de  las hojas de la flor.

La primera te costará, pero coger el tranquillo a la parte final te será muy fácil, y en nada las harás en un  coser y cantar.

Le pones la manzana en medio o un vaso con una vela, o lo que se te ocurra, y ¡menuda mesa!.



Si la haces con tela tienes que sujetar durante todo el proceso la parte central con la otra mano para que no se te deshaga, pero es igual de fácil. 


Fotos e inspiración:  Cosecha propia y Wohnen&Garten
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;