¿Aceptas tu realidad?

¿Aceptas tu realidad?
martes, 9 de septiembre de 2014

La autoconfianza en 4 pasos o cree en ti misma



Una coraza me esconde,
en una piel sombría soldada,
Mi voz  muda responde con voces de otros
Mi reflejo, imagen de otros espejos
A tiras rasgo esta piel que me ahoga
Un canto cristalino sale de mi voz perdida,
 acaricio la suavidad de mi pecho desnudo,
suave, dulce, tierno, auténtico, puro.
Reflejo sin imágenes,
presencia de un cuerpo y espíritu nítido y claro.
Olvidada, me reconozco


Las mujeres que hacen demasiado, están  tan acostumbradas a hacer lo que otras personas quieren que hagan, o a hacer lo que es correcto,  lo que les proporciona aprobación, ya que como cuando eramos niñas siguen necesitando que los demás las escuchen, respeten y valoren para creer en ellas.  Cometemos el gran error de dudar de nosotras mismas y de nuestra valía, a  la espera de una buena palabra, de una sonrisa, una mirada aprobatoria que nos confirme que estamos haciendo lo correcto.  ¡Pero rematadamente tonta, ya que es  lo correcto a los  ojos del otro! ¡Pero despierta! ¿Es lo correcto lo que tu quieres, lo que tu crees?  ¿Eres tu realmente la que estás tomando la decisión sin esperar la aprobación y el criterio de otros,  aceptando y valorando  tu propio criterio?  Si tu respuesta es SI, ¡Enhorabuena! ¡Has hecho un buen trabajo!.  Si tu respuesta es NO: ¡Ya puedes espabilar y comenzar a "trabajar en ti misma",  ya que quizás hagas feliz a otros, pero no a ti misma! El amor al prójimo empieza por unos mismo,  solo entonces la entrega será voluntaria, auténtica y de corazón.   Un buen comienzo para "creer en ti" es aplicando estas reglas


Las 4 reglas para ser fuerte:

Intenta conocerte y aceptarte.  La autoconfianza debe sustentarse en un conocimiento personal honesto sobre tus posibilidades y limitaciones, para que al abordar tareas o relaciones sepas manejas unas expectativas realistas.


Se sincero contigo: Si no reconoces con honestidad tus puntos fuertes, cuando cometas un error tenderás a infravalorarte y a conceder autoridad sobre tu vida a aquellos que "saben mejor que tu" lo que necesitas.


Atiende las señales de alerta: Un síntoma de que tu confianza se ha vuelto frágil es la presencia permanente de dudas, no solo sobre que o cómo hacerlo, sino también sobre los demás y su honestidad.


Vive en activo y en positivo.  En vez de pensar, actúa.  Vive con dinamismo, opinando eligiendo, felicitándote por tus capacidades, aceptando tu limitaciones, afrontando retos y riesgos con sensatez, manteniendo relaciones de calidad con una comunicación abierta, positiva y sincera.


Creación propia + fuente Revista Prevenir edición nº 258


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
;